Noticias

10 Mar 2016

Los Niños de Colonia Dignidad. Entrevista a Matías Rojas por Goethe-Institut Chile

Mientras en Alemania se estrena la película “Colonia”, en Chile también existe un proyecto acerca de Colonia Dignidad, pero desde otro ángulo. Conversamos con el director Matías Rojas Valencia y su futura película “A la sombra de los árboles”.

Matías Rojas Valencia ganó el Festival de Valdivia 2013 en la catergoría "Mejor Película Chilena" con Raíz, su primera película, una road movie que incluía la mirada de un niño. Su nuevo proyecto A la sombra de los árboles también basa su narración en una mirada infantil, pero esta vez se trata de un niño chileno en Colonia Dignidad. El director señala: “Me interesan los procesos íntimos ocurridos en la infancia, esos momentos cotidianos que se transforman en trascendentales y que permanecen en la memoria”. Y agrega: “este proyecto no propone realizar una biografía de nadie en particular, es una adaptación libre en ficción de la perspectiva de los niños que vivieron en Colonia Dignidad, manteniendo una cercanía de perspectiva histórica en cuanto a la verosimilitud de los hechos”.
 
¿Qué te motivó a tomar este tema, y cómo abordaste la investigación?
 
Cuando éramos chicos, mi papá nos llevó a toda la familia al restaurante de Colonia Dignidad en Bulnes (Casino familiar de Villa Baviera). Esa visita quedó grabada en mi cabeza y en unas fotos que sacamos. Poco tiempo después comenzaron a salir en las noticias, de manera cada vez más frecuente, información del lugar y me fui interesando mucho en el tema. Estas noticias se hacían cada vez más frecuentes hasta que hubo un punto de inflexión tras el escape protagonizado por Salo Luna. Mi interés sobre el tema nació a partir de querer conocer y entender de qué forma este lugar se prolongó tanto tiempo, cómo se cometieron múltiples sucesos que obligaron a muchas personas, chilenos y alemanes, a vivir en un régimen sectario que vulneró todos los derechos humanos, y donde se cometieron múltiples y permanentes abusos sexuales contra niños.
 
La investigación sobre el tema de Colonia Dignidad fue extensa, y entre más iba averiguando más encontraba que no había "fondo", que la cantidad de sucesos al interior de este lugar era de una magnitud muy grande, y que por cierto, sería casi imposible contar todo lo que sucedió en ese lugar. En la investigación me topé con muy buenos trabajos, como por ejemplo la gran investigación que realizó el periodista Gero Gemballa, quien ingresó a Colonia Dignidad en tiempos donde era casi imposible, y el trabajo de investigación realizado por los chilenos Claudio Salinas y Hans Stange. De todo lo ocurrido al interior de Colonia Dignidad, me interesé por el proceso íntimo y la experiencia de los niños chilenos que ingresaron a la escuela que se creó al interior del enclave, y la relación que el jerarca tuvo con ellos.
 
Si bien Paul Schäfer solo fue condenado por pedofilia, todos los demás crímenes parecieran ser más públicos, conocidos, comentados. Los abusos a niños chilenos incluso no figuran en la película alemana "Colonia" con Daniel Brühl y Emma Watson. ¿Por qué sí lo recoges tú?
 
Aún no veo la película alemana Colonia, pero por la información que tengo, la perspectiva de aquella película está centrada en un espacio de tiempo diferente, y que está construida a partir de la relación de Colonia Dignidad y la dictadura en Chile. El proyecto A la sombra de los árboles se desarrolla a principios de los años noventa y toma como referencia histórica la creación de la escuela para niños chilenos al interior del enclave y la participación de ellos en las llamadas "juventudes permanentes".
A mí me parecía interesante trabajar a través de la perspectiva histórica de la experiencia de los niños que vivieron en Colonia Dignidad, debido a que se une con mi interés sobre procesos de experiencia y memoria. Creo que es un desafío interesante que se plantea al trabajar un guión basado en hechos reales.

¿Cuál fue tu experiencia con este proyecto en el Coproduction Market de la Berlinale? ¿Hubo interés en apoyar tu película?
 
Este proyecto ha tenido un largo proceso de desarrollo, si bien hemos tenido un paso por diferentes encuentros de coproducción, workshops de desarrollo e instancias de pitch, como el  Bolivia Lab, donde ganó el premio a mejor proyecto iberoamericano, el encuentro de coproducción del Festival de San Sebastián, Coproduction Market de Berlinale y L’Atelier del Festival de Cannes, solo hasta hace muy poco hemos ganado nuestros dos primeros fondos para la realización. Y creo que el haber participado en el Coproduction Market fue clave. Es una instancia muy importante, que nos dio la posibilidad, junto con Giancarlo Nasi, productor ejecutivo de la película, encontrar coproductores interesados en trabajar con nosotros. Actualmente la película es una coproducción chilena, alemana, francesa y colombiana, y hace un par de meses recibimos el fondo Ibermedia para producción junto con Colombia y el fondo Francés Aux Cinemas du Monde, también para producción. Actualmente estamos preparando las postulaciones a fondos alemanes, y también al fondo chileno.
 
¿Qué ha demorado la producción de la película? ¿Cuándo te gustaría estrenarla?  ¿Y qué te gustaría contarle al público alemán con tu punto de vista?
 
En estos momentos contamos con dos fondos internacionales, pero aún nos queda levantar el financiamiento restante. Nuestra idea en conjunto con el equipo de producción es realizar el rodaje a fines de este año o principios del 2017, para estrenar esperamos finales de ese año o principios de 2018. La intención de nuestra película es narrar la historia de quiénes formaron parte de uno de los capítulos más oscuros de la historia reciente de un país, desde una perspectiva íntima, lo que plantea la película hacia el espectador tanto alemán, chileno o de cualquier país.
 
Sin lugar a dudas, tanto para el equipo cómo para mí, es muy importante que este película llegue a exhibirse en Alemania, y es también ahí donde nace una oportunidad interesante para plantear una perspectiva no sólo histórica, no sólo de eventos, sino también de procesos.
A la sombra de los árboles no tiene la pretensión de impactar por lo crudo de los sucesos que ocurrieron en este lugar, sino que propone una reflexión sobre el tema a partir de experiencias humanas.

 
Matías Rojas Valencia, Santiago, 1984. Egresó de la Escuela de cine de la Universidad Mayor, especializándose en guión, dirección y montaje. Ha realizado cortometrajes de ficción, documentales, experimentales y video arte. Su primer largometraje, Raíz, realizado cómo proyecto de titulación, tuvo su estreno internacional en el Festival de cine de San Sebastián y fue ganador del premio a mejor película chilena del Festival de cine de Valdivia en el año 2013. Su segundo largometraje A la sombra de los árboles, actualmente en etapa de pre-producción, ha sido seleccionado en diferentes encuentros de desarrollo a nivel internacional, entre ellos  el  Co-production market del festival de cine de Berlín y L´Atelier del Festival de Cannes, el proyecto también ha sido ganador del fondo Ibermedia para producción y del fondo Francés Aide aux cinémas du monde.

El año 2015 fue uno de los cuatro directores chilenos en ser seleccionados para la beca Chile Factory, instancia en la que co-dirigió el cortometraje Necesito saber junto a la directora japonesa Mariko Saga y que tuvo su estreno en la Quincena de realizadores del festival de canes.

Isabel Mardones Rosa
bloguea para Goethe.de/Chile sobre cine alemán contemporáneo.


Copyright: Goethe-Institut Chile
marzo 2016

Ver más noticias